domingo, 11 de enero de 2015

CONSTRUIMOS A HARPO

Ahora que ya conocíamos a Harpo y que habíamos vuelto de nuestro viaje a Egipto en avión, nos merecíamos un descanso.
Así que, cada uno se sentó en su mesa, cogió una bola de plastilina y...  empezó la magia. Poco a poco nuestra bola de plastilina fue transformándose en... HARPO. Mirad, mirad.

Cada uno de nosotros hizo su propia visión de Harpo, la verdad es que quedaron trabajos superbonitos.


4 comentarios:

  1. Hola. me gusta mucho la presentación que haces con las fotos. Unos trabajos muy creativos. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  2. Y lo han construído fenomenal. Un gran aplauso a esos artistas. Un beso.

    ResponderEliminar